22 de noviembre de 2009

Fiesta Ochentera - Histórico



Esta es una historia de la vida real.  Los nombres y situaciones han sido levemente alterados para proteger la identidad de los protagonistas.



Londres, Octubre de 2009. 


Son todos Colombianos, emigrantes, profesionales, educados.  Abogados, arquitectos, administradores, economistas.... Están trabajando en posiciones sobresalientes, o haciendo estudios de maestría o doctorado en una de las varias universidades de renombre en Inglaterra.  Es decir, hablamos de personas de clase media-alta - alta, que han tenido la posibilidad de educarse en los mejores colegios y las mejores universidades del país (o el exterior), que han vivido y trabajado como profesionales en Colombia y/o en otros países.  Son aquellos que tienen el bagaje,  la posición y los medios para tomar, en un futuro no muy lejano, las riendas de ese país que dejaron hace algunos años, al que tanto añoran algunos y que tanto necesita de su aporte.  Esto...si algún día deciden volver.

Todos están alrededor de sus treinta.  La flor de la vida.  Han decidido reunirse en la casa de Julio y Carolina para celebrar los 35 años de Julio.  Coincidencialmente, también es Halloween.  No hay que creer en brujas... Los 35 años se juntan con algo de nostalgia y el tema de la fiesta termina siendo los 80's.



Moni se ha peinado como una cebollita; Camilo se subió a unas Doctor Martens, hizo gala del gel y acomodó su cresta. Maria Camila y Carolina maquilladas como Cindy Lauper, Alejo con peluca y bigote, que vagamente nos recuerdan a Leonel Alvarez o a Barrabás Gómez en el mundial del 90 (aunque a decir verdad se parece más a Weird al Yankovic).  Juan Felipe tiene una peluca y una camisa muy ajustada y colorida.  En realidad parece de los setentas, pero él insistió en que clasificaba a los primeros años de los ochentas. El tema perfecto y el ambiente adecuado; aguardiente antioqueño fluyendo por doquier y de fondo la música de las Flans, Roxette y los Hombres G.  


"Bueno Alejo: tú que dices ser tan Colombiano, que tanto extrañas a tu país y que tan culto te crees.  Si de verdad eres un Colombiano ochentero, dinos:  ¿quién es Susana Caldas Lemaitre?  Todo Colombiano que se precie de ser ochentero tiene que saber quién es Susana Caldas Lemaitre..." 

Alejo se sorprende.  Le cuesta un poco tragarse el aguardiente que hace cinco minutos le entraba como agua.  Abre los ojos y mira a su alrededor.  Se arregla el bigote.  Todos sonríen, con esa sonrisa retadora que tienen los amigos segundos antes de ver a uno de los suyos caer al precipicio del ridículo.  Alejo empieza a sudar, y esos dos segundos se vuelven eternos.    



"Y yo qué voy a saber quién es Susana Caldas!  ¿Acaso quién es esa vieja, y qué importancia tiene?!  A ver, si son tan berracos todos, ¿Quién me dice quién es Susana Caldas? 


9 personas en la cocina.  8 saben quién es Susana Caldas. Que fue reina de belleza, que aparecía en las propagandas de La Fina (la margarina, la preferida en la mesa y cocina), que era el sueño erótico adolescente de 2 de los 9 que estában allí.  Alejo no pudo soportarlo.  Todos se reían.  Era completamente contradictorio que no supiera quién era Susana Caldas y que al mismo tiempo se enorgulleciera tanto de ser Colombiano.  




Lo habían herido en lo más profundo de su ser.  Le habían cuestionado su ego Colombiano.  Se ajustó la peluca, limpió el bigote, alzó la copa y se tomó otro aguardiente, que esta vez entró como agua de nuevo.  Levantó la barbilla y con tono desafiante dijo:
 


"A ver, pues. Ustedes tan Colombianos.  Diganme, ¿quién fue el último presidente del Frente Nacional?". 


(Paréntesis para el lector:  ¿sabe usted quién fue el último presidente del Frente Nacional?  Le pido que piense en la respuesta, y conteste, sin investigar, la encuesta que hay al final de la historia.  No es importante si acierta o no.  Es un simple experimento. Por favor, no haga trampa.) 


"¿Qué pasa? ¿Por qué tan callados?  A ver colombianitos, diganme quién fue el último presidente del Frente Nacional."

No podía contener la risa.  Sabía que había ganado.

"A ver Maria Camila, ¿quién fue el último presidente del Frente Nacional? "

Silencio.

- "¿Lleras? - mmm, la verdad es que no sé."

"Diana?"

- "¿Turbay? ¿Rojas Pinilla? No...Belisario! ¿Gaviria?..."

"No joda, ¿nadie sabe quién fue el último presidente del frente Nacional?  Alguien que me lo diga! ¿No dizque eran tan Colombianos?

Ja, ja,ja! Vienen a joderme a mí porque no sé quién es Susana Caldas y ustedes no tienen ni idea de quién fue el último presidente del Frente Nacional." 

9 personas en la cocina; sólo Alejo y otro más supieron quién fue el último presidente del Frente Nacional. En cambio todos, con excepción de Alejo, sabían quien era Susana Caldas Lemaitre. 

Salieron a la sala.  Esta prueba había que hacerla con todos los demás asistentes a la fiesta.  Las proporciones no cambiaron mucho.  3 o 4 de los aproximadamente 20 colombianos treintañeros, educados y viajados, vestidos como en los ochentas, sabían quién habia sido el último presidente del Frente Nacional.  La gran mayoría, por el contrario, sí sabía quién era Susana Caldas Lemaitre.

Un par de semanas después este mismo grupo de personas (algunos más, algunos menos) se habrá reunido en otro lugar, con otro motivo, y en otras circunstancias.  Un almuerzo, una cena, tal vez una cerveza en un pub.  Habrán compartido como siempre, alegremente, sonriendo y disfrutando. Habrán hablado de política, tema que les gusta y les toca el corazón, y algunos habrán puesto sobre la mesa esta contundente afirmación:
 


"Álvaro Uribe ha sido el mejor presidente de la historia de Colombia. Lo confirma la gran mayoría de los colombianos." 


Cuando alguien les diga que Alvaro Uribe es irreemplazable, que es el mejor presidente de todos los tiempos, pregúntense sobre qué argumentos sustentan esta afirmación.  Es muy posible que estos argumentos no existan,  y que quien lo esté diciendo desconozca, al igual que nosotros, la historia de nuestro país.  Las estadísticas de desempleo, desigualdad, crecimiento económico, desarrollo social, desarrollo de infraestructuras,  violencia y desplazamiento,etc, que se manejan hoy en el país tienden a contradecirla.  Y eso que son estadísticas oficiales.

Los invito a que pensemos por nosotros mismos y a no repetir mecánicamente lo que sueltan RCN, Caracol, El Tiempo y los demás medios de comunicación.  A investigar un poquito más para que nos sorprendamos y nos demos cuenta de lo evidente: Álvaro Uribe es simplemente un presidente más en esta larga lista de presidentes que tiene la historia de Colombia.  Y como a muchos antes que él, ya se le acabó su período de gobierno. Y como a todos antes que él, le quedaron muchas cosas por hacer.  Es lo natural en el transcurrir de la historia.



Tal vez sea hora de pasar página y seguir adelante...


Espero sus comentarios...


Este artículo es dedicado a Susana Caldas Lemaitre, quien junto con Maria Mónica Urbina hizo de mi adolescencia una etapa más agradable.


Por favor, no olviden responder la encuesta, que es un simple experimento político.  Y como es político no sobra repetirles: NO HAGAN TRAMPA.  No investiguen antes de responder. Investiguen después. Los votos serán totalmente anónimos.

 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe aquí tu comentario

Comentarios